Acero inoxidable austeníticos de alta aleación Sanicro® 28

Sanicro® 28 (UNS N08028) es un acero inoxidable austenítico de alta aleación diseñado para el servicio en entornos altamente agresivos y corrosivos. La composición química del grado, desarrollado como material para resistir los ataques de la corrosión en el procesamiento de ácido fosfórico, garantiza un rendimiento superior en una amplia variedad de condiciones exigentes.

Need to know more?

Call us Email us

Sanicro® 28 ofrece una excelente resistencia a la corrosión, por ejemplo, en aplicaciones cáusticas y ácidas, como los entornos sulfúricos y con presencia elevada de cloruro. También se puede emplear a temperaturas elevadas.

Excelente resistencia a la fisuración por sulfuro

Sanicro® 28 se emplea mucho, por ejemplo, en entornos con ácido sulfhídrico en la industria del petróleo y el gas. La razón es la excelente resistencia del material a la fisuración por sulfuro en condiciones caracterizadas por altos niveles de ácido sulfhídrico (H2S), dióxido de carbono (CO2) y cloruros (Cl-). Ejemplos de aplicaciones son los tubos de producción (OCTG) y los intercambiadores de calor empleados en el procesamiento del crudo ácido.

La combinación de molibdeno y níquel en Sanicro 28 ayuda a prevenir la fisuración causada por el ataque del ácido politiónico durante el encendido y el apagado del equipo. El grado se emplea también en refinerías de petróleo para reducir los efectos de la corrosión por ácido naftécnico.

Principales características de Sanicro® 28

  • Muy buena resistencia a la corrosión en ácidos fuertes
  • Muy buena resistencia a la corrosión por tensofisuración en entornos con ácido sulfhídrico (H2S) y cloruro
  • Muy buena resistencia a la corrosión intergranular
  • Resistencia alta a picaduras y corrosión por rendija
  • Buena soldabilidad

Resumen de un caso

Una importante empresa petrolífera de la India decidió ampliar una de sus refinerías con una nueva unidad de coquización, donde el petróleo residual se descompone en hidrocarburos de peso molecular más bajo. El proceso es rico en ácido sulfhídrico (H2S), que lo hace extremadamente corrosivo y aumenta el riesgo de agrietamiento inducido por hidrógeno. La empresa de ingeniería que participó en el diseño de la planta especificó tubos fabricados con Sanicro® 28.

La nueva refinería comenzó a funcionar en 2005. En 2010, se abrieron los intercambiadores de calor y los tubos de Sanicro® 28 se inspeccionaron tanto visualmente como mediante ensayos por corrientes inducidas no destructivos. No se observaron signos de corrosión.

Ampliar la disponibilidad del intercambiador de calor en las refinerías de petróleo

Sandvik puede ayudarle a combatir los elementos corrosivos en el crudo ácido.
Obtenga más información sobre nuestros materiales de alto rendimiento para refinerías de petróleo